Ese era el tipo de botas que Vimes compraba, y las llevaba hasta que las suelas eran tan, tan finas que sabía en qué parte de Ankh-Morpork estaba sólo por la forma de los adoquines.

Samuel Vimes, el Duque de Ankh-Morpork y Comandante de la Guardia, era capaz de guiarse por la ciudad de sus amores sólo gracias a la sensación de los adoquines bajo sus zapatos. Las mismas calles le hablaban, le decían hacia dónde tenía que girar o dónde tenía que detenerse.

Algo tan romántico como esto podría dejar de ser algo exclusivo de la ficción, gracias a Easyjet y su nuevo prototipo de Sneakairs, un par de zapatillas con motores de vibración y enlaces por Bluetooth. Estas zapatillas trabajan en conjunto con la aplicación de mapas de tu móvil, y con simples vibraciones son capaces de decirte hacia donde tienes que ir o dónde tienes que detenerte.

Mientras camino por los callejones de Barcelona, no puedo evitar ir mirando hacia arriba, maravillándome por la belleza que me rodea. Nunca he visto este barrio antes, pero sin siquiera mirar el mapa sé dónde ir y cómo hacerlo. Las zapatillas inteligentes que llevo saben a dónde voy, y vibran cuando tengo que girar a la izquierda o a la derecha. Se acabó el mirar el mapa, el teléfono, se acabó el preguntarle a extraños el cómo llegar. Ahora, sólo disfruto de la ciudad.

Imagina no tener que ir mirando tu móvil a cada minuto. Poder ir mirando las vistas que la ciudad pone a tu alcance, o escuchando música sin necesidad de escuchar a Siri indicándote por dónde ir. Olvidarte de preguntar a unos y otros sobre cómo llegar a ese bar que te han dicho. ¡Y las infinitas posibilidades para los invidentes!

Me encantaría tener la oportunidad, como Maurizio Pesce, de probar estas zapatillas. A fin de cuentas, este tipo de calzado suena a ciencia ficción, y a mí me cautiva todo lo que parezca venir del futuro. ¿A ti no?

1 Comentario

Deja un comentario