Si rebusco en los lugares más recónditos de mi memoria, a mi mente acude una conversación con mi señora madre. En aquella ocasión le pregunté a la buena mujer sobre uno de los múltiples hijos de mi madrina —sí, estoy bautizado, por desgracia— y me respondió que el muchacho se había independizado e ido a vivir con un amigo. Yo era un mocosillo adolescente en unos tiempos menos abiertos y todavía no había salido del armario ni para mí mismo, por lo que no conseguí ver el significado real de ese amigo.

Años más tarde, ya viviendo mi bisexualidad de forma abierta y habiendo ya presentado una pareja estable a mis padres, vi que a ese novio lo seguían llamando amigo, y en ese momento entendí bastantes cosas.

A todes nos ha pasado, ¿no es así? No es casualidad que uno de los eslóganes más socorridos en cualquier Marcha del Orgullo sea el “no somos amigas, nos comemos el coño” o su equivalente masculino.

Y sin embargo, nuestras madres tenían algo de razón. Hoy, a raíz de un comentario de esta noticia en Facebook me entero de que una de las definiciones de la palabra amigo según la Real Academia Española el Diccionario General Vox de la Lengua Española es la siguiente:

nombre masculino y femenino. Persona que mantiene relaciones amorosas y sexuales con otra sin estar casada ni convivir con ella.

Esto lo cambia todo. Yo no sé vosotres, pero a partir de ahora seré incapaz de escuchar un “es muy amigo de sus amigos” sin imaginarme fiestas orgiásticas rezumantes de sudor y otros fluidos corporales. Miraré con cara rara a todo aquel que me diga que el perro es el mejor amigo del hombre. Nunca más me referiré a mis seres queridos como amigues, no sea que alguien vaya a pensar que me los estoy follando.

Y creo que, a partir de ahora, me lo pensaré mucho antes de aceptar una solicitud de amistad en Facebook.

Aun así, si os sentís tentades, no os cortéis. Pedidme amistad. Yo sí soy muy amigue de mis amigues. Guiño, guiño. Foto de Alex Torres

Fe de erratas: el diccionario de donde saqué la información no era el de la RAE, tal y como me han hecho saber desde su cuenta de Twitter. Es el Diccionario General Vox de la Lengua Española, presente en OS/X

2 Comentarios

  1. El grave error de pensar que OS/X es diseño, estabilidad, “FIABILIDAD”… el “gravísimo error de usar Vox”. En mis años de la EGB, con un profesor que daba religión e inglés en un colegio de pueblo, muchas veces tener que rectificarle un mocoso de apenas 11 años: “Don Ezequiel (sí, de aquella eran Don y Doña), que tonight no se pronuncia -tenait-, Don Ezequiel ( si, del Sagrado Corazón mismamente), que Hello no se escribe -hullo- ni se pronuncia -jalou-… así repetidamente durante la 2º etapa que constaba de 3 años desaprendiendo con Don Ezequiel que seguía a pies juntillas lo que ponía en aquella edición de diccionarios Inglés – Español, y lo que allí estaba escrito, traducido y la fonética, era así, si o sí.”
    Bueno, no me gané más de una vez unas hostias (claro que estaba permitido castigar físicamente a los alumnos) porque ya de jóven era corpulento para mi edad, demasiado desarrolado para él. Pero me guardó todas las rectificaciones para 8º…ya es otra historia todavía peor de lo que acabo de poner y voy a omitir.
    Ya como colofón, pasados casi 3 años con el mismo diccionario, resulta que le llega un escrito de la librería con la que tenían pactado las compras, – -claro, él se encargaba de traer los diccionarios para nuestra comodidad, y pagaba papá y mamá un sobreprcio – conforme la “remesa” de diccionarios que le vendieron, estaban llenos de erratas de impresión y con definicios escritas y la fonética del inglés antiguo en muchos casos. ?Error de imprenta por parte de Vox ? Zás en todo su orgullo.
    Un claro ejemplo que nunca le grité que le comería la polla y que no sería mi amigo.
    Como buen agregado al Sagrado Corazón, carecía de empatía pero por al menos, entendía que yo no estoy bautizado, no daba clase de religión ni rezaba en clase porque mis padres se lo hicieron saber. Que me daba igual si me ponía deberes más difíciles que a los demás, tanto por mi capacidad de hablar diferentes idiomas, por mi facilidad en los estudios, por cuestiones de nacimiento y familia y sobre todo, por el fatal nivel que Don Ezequiel tenía como profesor y ser amigo de sus amigos…

Deja un comentario