Parece que fue ayer cuando, en un momento de pura indignación causado por los Cuñados Mayores del Reino, decidí comprar este dominio, hacerme con la plantilla y poner esta página en marcha.

Sin embargo, ya han pasado nueve meses desde su nacimiento.

No te podrías creer todo lo que he aprendido y disfrutado escribiendo aquí, sin censura y sin ningún tipo de cortapisa. No te imaginarías mi evolución como persona, como mujer trans, como feminista, como escritora y como activista en este último año. Te sorprendería saber el número de gente que he conocido y apreciado gracias a Mil Palabras.

Han sido más de cincuenta mil palabras escritas entre todo el equipo, con más de veinticinco mil visitas repartidas entre todas las entradas. Han sido horas y cafés volcados con cariño y dedicación, con el único fin de hacer llegar nuestras ideas un poquito más allá.

Quiero darte las gracias. Quiero dártelas por seguirnos, por leernos, por compartir lo que escribimos y sudamos, por donar cuando tocaba y por hacernos casito cuando lo hemos necesitado.

Y por último, quiero dejarte con una selección de mis artículos favoritos de este año. Por si aún no nos conoces y has acabado aquí de casualidad, que te vayas con buen sabor de boca.

Gracias por estar ahí. Y para el 2017, más y mejor. Lo prometo.

Mis favoritos del 2016

Deja un comentario