Este último sábado fue la Marcha del Orgullo LGTB de Andalucía en Sevilla, mi ciudad, y tuve la suerte de poder asistir como voluntaria de DeFrente LGBT, una maravillosa asociación de la zona.

No ha sido mi primer año como voluntaria, cierto, pero sí el primero en el que lo que he aportado son mis cualidades como fotógrafa, y debo decir que lo que me he encontrado ha sido muy, muy decepcionante.

Verás, yo esperaba encontrarme con todo lo que me habían prometido unos conocidos de derechas. Cuerpos musculosos, desnudos y aceitados, pollas enhiestas, culos en pompa haciendo twerking, coños chorreando y tetas al aire. Tras haberme desnudado yo misma en plena calle para aquel libro, me hacía una ilusión tremenda ser yo la fotógrafa. Ser yo la realizadora. Me había hecho a la idea de que iba a inmortalizar tales actos lubricolúdicos que iban a dejar a Calígula de Tinto Brass a la altura de un episodio de Peppa Pig.

Y al final, nada

Una vez allí, no me quedó más remedio que aparcar mis fantasías calenturientas de persona célibe. No vi ni un sólo pene, ni fláccido ni erguido. No vi ninguna vulva, con o sin pelambrera. Ni culos al aire, ni tetas brincantes.

Sin embargo, vi algo muchísimo más difícil de ver: sonrisas de pleno corazón.

Niños correteando felices de un lado a otro, disparando a los adultos con pistolas de agua. Chavales con una sonrisa de oreja a oreja, quizás sintiéndose seguros y seguras por primera vez. Adultos contagiados de tanta alegría, tanta vida, tanta magia en el ambiente. Abuelas meneando las cabezas, las caderas y los bastones al ritmo de la música.

Y amor, muchísimo amor. Amor de unos a otros. Amor a uno mismo. Amor a la vida y amor a poder decir, con la cabeza bien erguida, quién eres de verdad.

Ante estas pruebas, ante éstas imágenes que abajo os dejo, no consigo entender que siga habiendo gente que se oponga al Orgullo LGTB. Algo que causa tanta felicidad y tantas ganas de vivir no puede ser malo en absoluto.

Un último apunte

Hice muchas fotos, y algunas se quedaron atrás. Si me viste haciéndote fotos y las quieres tener, avísame por DM en Twitter o en Facebook.

Y si no os hecho fotos y queréis tenerlas, estoy disponible para sesiones de fotos por Sevilla y alrededores, bastante asequibles. ¡No os cortéis y preguntad! ¡Quizás os llevéis una sorpresa!

Deja un comentario