jueves, septiembre 21, 2017

Pocas personas ganan desnudas

Eran las 3 de la mañana y fui a echar la última con un amigo que vino de visita y su chica, también muy...

Café

Hay que tomárselo con calma.Parece una serpiente de metal, muy húmeda y fría. Dorada. Es como una cobra hasta que llegas a la parte...

Del montón

Supongamos un niño.Se encuentra ubicado en un punto equidistante entre la puerta de salida del aula y la mesa del profesor, lo cual le...

Las palabras correctas

Las palabras son importantes.Con ellas explicamos el mundo. A nosotros mismos y a quienes nos rodean.Siempre me ha llamado la atención que toda vivencia,...

En paz

Recuerdo, con una lágrima cayendo por la mejilla, el día 2 de febrero de 2015.Ese día había salido del trabajo un par de horas...

Harry Dresden y las pesadillas de la traducción literaria

Soy consciente de que ser traductor no es algo fácil, pero creo que no hay excusa para cometer pifiadas como las que se pueden ver en la edición en castellano de Dresden Files.

Sólo un gato

Los Viejos Dioses se sentaron en grupo mientras el mundo terminaba de enfriarse. Contaban historias de cómo era todo antes de aquello y se les veía nerviosos por la nueva situación. Yo sólo era un gato que pasaba por allí, pero podría asegurarte que los Dioses Marinos estaban muy preocupados. Corrientes fluían de sus bocas a sus oídos, susurros de espuma, un océano infinito contenido en cada una de sus siluetas, balanceándose, suave.

Lo más leído

SOMOS SOCIALES

144FansMe gusta
258SeguidoresSeguir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies