¿Y si Hermione Granger fuera negra?

Rowling nunca especificó el tono de piel de Hermione Granger. Pero, ¿y si lo hubiera hecho?

0
319

Hoy nos hemos levantado con una noticia que nos ha dejado patidifusos y ojipláticos: la actriz que va a hacer de Hermione Granger en la obra de teatro The Cursed Child es negra.

Quiero dejar claro que no tengo nada en contra de las personas de color en el cine o el teatro, pero en algunos casos como éste me parece algo tan innecesario, superfluo e idiota como poner a Scarlett Johansson a hacer de protagonista de Ghost in the Shell.

https://twitter.com/jk_rowling/status/678888094339366914

Dice J.K. Rowling, y con mucha razón, que ella nunca especificó el tono de piel de la señorita Granger, pero… ¿nos olvidamos de que fue ella misma quien tuvo poder de veto sobre el casting? Si Hermione era negra, ¿por qué no escoger a una chica negra desde el principio?

Quizás porque nuestra querida saga de magos con flema y acento británicos hubiera perdido absolutamente toda su sutileza.

Esto es un rubio que…

Recordemos La Cámara de los Secretos. Malfoy acaba de entrar a formar parte del equipo de Quidditch de Slytherin, gracias a la buena mano —y cartera— de papá Lucius.

‘Son buenas, ¿eh?’ dijo Malfoy. ‘Quizás el equipo de Gryffindor pueda reunir algo de oro y conseguir nuevas escobas también. Podríais subastar esas Cleansweep Fives, supongo que algún museo las querría.’
El equipo de Slytherin rompió en carcajadas
‘Al menos nadie de Gryffindor ha comprado su puesto’ dijo Hermione. ‘Ellos han entrado por sus propios méritos’.
El rostro de Malfoy perdió su petulancia por un segundo.
‘¡Nadie te ha preguntado tu opinión, sangre sucia inmunda!’

Ahora imaginaos esa escena, en el cine. Imaginaos que Hermione no es Emma Watson, sino una actriz de color. Cerrad los ojos y pensad en esto: un rubio de ojos azules, con cara de asco, diciéndole a una negra que es una sangre sucia inmunda.

¿Sutil? ¡Y una mierda!

Cualquiera podría hallar las similitudes de Voldemort y Hitler. Cualquiera sería capaz de identificar el parecido de nazis y mortífagos. Cualquiera que tenga más de doce años y haya estudiado un poquito de historia de Europa, quiero decir.

Si hubo algo que hizo muy bien J.K. Rowling fue introducir oscuridad y temas adultos en sus libros de forma gradual, pensando en que los niños que hubieran leído el primer tomo con 11 años irían creciendo con los personajes.

Creo que introducir el racismo de forma tan clara y real desde un primer momento podría haber sido demasiado directo. Aunque, desde luego, la escena hubiera sido infinitamente más poderosa y revulsiva.

¿Qué opináis vosotros?

Deja un comentario