Yo voto por Lord Vetinari

Un hombre, un voto. Vetinari es ese hombre, y él tiene el voto.

0
345

Tras el inesperadísimo fracaso de las elecciones acaecidas el pasado diciembre, hemos vuelto a la campaña electoral. Otra vez nos encontramos con actos electorales, pesados anuncios y promesas a cada cual más absurda.

Soy consciente de que no soy nadie para hablar en nombre del Reino de España, pero a nivel personal estoy hasta las mismísimas narices de tanto bocachancla, de tanto imbécil y de tanto cuñado. Estoy harto de candidatos corruptos, mentirosos, populistas, canallas y ladrones.

Hoy en día, a nuestro país sólo le queda una opción para salvarse de la crisis, de la corrupción endémica y el crimen organizado que inunda nuestro gobierno.

Os hablo de Havelock Vetinari, Patricio y Tirano de la ciudad estado de Ankh-Morpork

Sí, hombre. Un tirano.

Reconozco que la última vez que tuvimos a un dictadorzuelo en este país de pandereta no nos fue demasiado bien. Pero Lord Vetinari no es un dictador, ni mucho menos. Él no dicta. No ordena. Él sugiere.

Lord Vetinari maneja su país hablando con unos cuantos, utilizando unas las palabras justas en el momento adecuado. Si has leído Mundodisco sabes de qué estoy hablando: consigue que todo funcione por sí mismo, encajando sin esfuerzo y sin necesidad de su intervención directa.

Imaginaos un gobierno pequeño, eficiente y austero. Una persona capaz de organizar el crimen organizado de forma que deje de ser menos crimen. Un gobernante capaz de elegir a un ladrón para reflotar una empresa pública y triunfar en el intento. Imagina un hombre capaz de dejar frío al abogado o banquero más influyente con un simple gesto o palabra.

Lord Vetinari, un político con sentido común

Si algo me lleva a defender la candidatura de Lord Vetinari como presidente del gobierno, es el simple y puro sentido común. Hablamos de un individuo que conoce a la perfección a su súbdito, que basa sus decisiones en el conocimiento que le aporta su red de espías, y que sabe qué motivaciones hacen que el ciudadano se despierte por la mañana.

La legalización de las drogas

“No tengo ninguna objeción a que la gente consuma sustancias que les hagan sentirse mejor, o más contentos, o por qué no, ver hadas bailarinas púrpura. O incluso a su dios, si es lo que buscan. Es su cerebro, y la sociedad no puede decidir sobre él, a no ser que estén operando maquinaria pesada en ese momento.”

¿Quieres drogas? Toma drogas. ¿No las quieres? No las tomes. Es así de sencillo.

Crimen y castigo

“En resumen, Drumknott, se debería aprobar con una sonrisa o incluso alentar cierta cantidad de bandolerismo inocente en las clases bajas. ¿Pero qué hacer cuando los que roban son los nobles y los ricos? Si un hombre pasa un año en la cárcel por robar a causa del hambre, ¿cómo de alta debería ser la horca para el rico que rompe la ley por avaricia?”

En un país donde los ricos y poderosos no sólo se libran de la cárcel, sino que ni dimiten, esto llega muy muy hondo.

Lo que el pueblo quiere

“Creen que quieren buen gobierno y justicia para todos, Vimes. Pero ¿qué es lo que quieren en lo más profundo de sus corazones? Que las cosas sigan con normalidad y que el mañana sea como hoy.”

Impuestos

“Los impuestos, señores, se parecen mucho a tener una granja de vacas lecheras. Hay que extraer la máxima cantidad de leche con el mínimo de mugidos. Y debo decir que estos días, todo lo que consigo son mugidos.”

Maltrato animal

“¿Has oído hablar de Lord Vetinari, Feeney? No puedo decir que le tenga mucho cariño, pero a veces acierta de pleno. Hubo un disturbio, como decimos los polis, y resultó que un hombre tenía un perro, una cosita medio muerta, según los testigos. Estaba intentando que dejara de tirar de la correa, y cuando le gruñó, agarró un cuchillo del puesto del carnicero, tiró el perro al suelo, y le cortó las patas traseras, sin más. Imagino que la gente diría “Un mamón repugnante, pero era su perro” y eso, pero Lord Vetinari me llamó y me dijo, ‘Un hombre capaz de hacerle eso a su perro es un hombre al que la ley debería prestarle atención. Registrad su casa de inmediato.’ El hombre fue colgado una semana después, aunque no por el perro.”

Los sueños, sueños son

Por suerte o por desgracia, Lord Havelock Vetinari no existe. Curiosamente, todos los tiranos benévolos, eficientes y eficaces —tal como apunta @dalek_fan— son cosa de ficción.

Por desgracia o por suerte, todos nuestros años de historia, de democracia, de lucha civil, han desembocado en los candidatos que hoy tenemos. Un abuelo-marioneta que chochea, un guaperas sin brújula ni escrúpulos, un mentiroso compulsivo, y un tándem compuesto por un par de comunistas chavistas que no hacen más que devorar bebés en su tiempo libre.

Este homenaje a Lord Vetinari y por ende a Terry Pratchett y su Mundodisco está compuesto de fragmentos de sus múltiples obras. Si no has leído esta maravillosa saga, te encomiendo que corras a tu librería más cercana YA. Eso, o que compres a través de los enlaces de abajo, que me llevo comisión para vicios. Si puedes, ¡píllalos en inglés!

  • Terry Pratchett – ¡Guardias! ¿Guardias? ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Pies de barro ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Hombres de armas ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Voto a bríos ENG | ESP
  • Terry Pratchett – El quinto elefante ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Ronda de noche ENG | ESP
  • Terry Pratchett – ¡Zas! ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Snuff ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Cartas en el asunto ENG | ESP
  • Terry Pratchett – Dinero a mansalva ENG | ESP
  • Terry Pratchett – A todo vapor ENG | ESP

Deja un comentario